image

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Atributo: Dios digno de admiración.

Planeta: Júpiter.

Coro Angélico:  Dominaciones.

Sefiráh: Jesed.

Horario de regencia: 11: 40  a 12 horas.

Se lo invoca para:

  • Mantenerse en los empleos.
  • Conservar lo que se tiene.
  • Encontrar objetos perdidos.
  • Protegernos contra calumnias y maldiciones.
  • Para tener noticias sobre personas distantes.

Los nacidos bajo su regencia:

Aspecto evolucionado: Tendrá mucha fuerza de voluntad. Será sagaz con confianza sobre sí mismo y directo en la manera de hablar. Excelente amigo y compañero, amante apasionado pero se ofende con cierta facilidad y critica inmediatamente algo que no le gusta. Actúa con discreción y astucia, asume responsabilidades con dedicación y seriedad. Perfeccionista dedicado al trabajo, espera la misma postura de las personas con quien trabaja. Los negocios personales alcanzarán siempre los objetivos propuestos. Con su personalidad y carisma  será bien recibido en su medio de trabajo. Optimista, independiente, activo y avanzado considera la honestidad y la verdad aspectos de mucha importancia en la vida. Está en desacuerdo con algunos puntos de su religión, sobre todo por su falta de practicidad. Será llamado profeta por su visión profunda de las cosas, principalmente en el aspecto social. A pesar de saber que cuenta con la fuerza de su Ángel, equivocadamente sólo pedirá auxilio cuando se le agoten otros recursos.

Cita bíblica:

Señor, yo amo la casa donde vives,
el lugar donde reside tu gloria.

Salmo 26:8

MENADEL: ‘UNA VIL CALUMNIA’

Esta es la historia de dos niños muy diferentes el uno del otro, pero, a los que el destino caprichosamente o no, unió. Pero veamos como ocurrió:

Acababa de dar comienzo el curso y los alumnos como era costumbre en aquellos primeros días, se iban conociendo, pues muchos eran nuevos en el colegio.

Así fue, como se encontraron por primera vez Brusco y Fidel. Ambos habían coincidido en el mismo pupitre, por lo que serian compañeros a lo largo de todo el año. Pero no seria esa la única cosa que compartirían en común, ya que ambos aspiraban a formar parte del equipo de atletismo de la escuela, y los dos pretendían ser el mejor.

Bueno, aquello presentaba un pequeño problema, y ellos lo sabían. Para poder formar parte del equipo de atletismo de la escuela debían ganar el puesto, ser muy buenos estudiantes en clase y aprobar todas las asignaturas, pues tan solo uno seria el elegido por clase.

Aquel requisito siempre había creado una limpia competencia que estimulaba a los estudiantes a sacar buenas notas, pero en aquella ocasión la competencia no conseguiría su objetivo, pues lo que debió ser una relación amistosa entre compañeros, se convirtió en una sucia rivalidad.

Brusco no tenia escrúpulos y estaba dispuesto y decidido a utilizar cualquier artimaña para conseguir ser elegido para el equipo, y esto, lo demostraría muy pronto.

Acababan de hacer publico los profesores un comunicado donde se recogían los días de exámenes.

Aquella era la oportunidad que Brusco estaba esperando. El era un experto en el arte de copiar con chuletas en los exámenes, y ahora, tendría la ocasión de demostrarlo. Pero no se contentaría con eso, puesto que debía eliminar a su competidor, a Fidel.

Durante toda una tarde estuvo pensando como podría acabar con su rival. Maquinaba uno y otro plan hasta que al final concibió una acción maliciosa.

Llego el día del primer examen. Brusco no había estudiado lo mas mínimo, confiaba en su habilidad para copiar, y así lo hizo. Le resulto tan fácil que se animo para seguir haciéndolo en los días siguientes. Mientras tanto, su plan estaba fraguándose.

Llego el segundo día de examen y ese era el elegido por Brusco para llevar a cabo su mala idea.

Cuando el profesor se acerco a su pupitre, Brusco dejo caer un papel con apuntes a los pies de Fidel el cual no se dio cuenta de ello, pero el que si lo haría fue el profesor, que al leer su contenido se dirigió al inocente Fidel recriminando su acción.

-No me esperaba esto de ti Fidel. Quedas expulsado del examen -dijo enfadado el profesor -.

Fidel vio inútil defenderse, pues la rabia del profesor no daba lugar a discusiones.

Mientras tanto Brusco aprovecho aquella oportunidad para asegurarse de que su compañero seria castigado, y para asegurarse de ello, le acuso al profesor.

-Le advertí Señor Menadel -así se llamaba el profesor -, pero no me hizo caso.

Sin embargo, Menadel creía conocer a sus alumnos, y fue ello lo que le llevo a decir:

-Se anula el examen escrito. Lo haremos oral.

Ninguno de sus alumnos se quejo, pues todos habían estudiado, excepto Brusco, que no pudo evitar exclamar:

-Pero Señor profesor eso es injusto.

Aquello le delato, y cuando llego su turno, no supo contestar ninguna de las preguntas. El mismo, fue la causa de que no pudiera ser elegido para el equipo, en cambio Fidel si lo consiguió.

Fin

Suscríbete a nuestro boletín para recibir diariamente artículos espirituales